Miércoles 19 de Diciembre 2018 00:00:00
GreenTv
GreenTv

Urge detener la pérdida de bosques michoacanos


Crédito: Foto: Especial,

GreenTV

Autor
|
28 de Abril 2017
|

AVANCE. La Mesa de Seguridad ha desinstalado 230 hectáreas de huertas ilegales.

REDACCIÓN / IMPRESO CAPITAL MICHOACAN
En la Meseta Purépecha, de Michoacán, se produce el 75 por ciento del aguacate de este estado y el 65 por ciento de todo el país. Sin embargo, ante la ausencia de una regulación efectiva para delimitar las áreas de conservación forestal, así como de alternativas reales y competitivas para el buen manejo de los recursos forestales, el cultivo de aguacate sigue creciendo de manera desmedida sobre los bosques.

De acuerdo con información de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), la superficie destinada a la producción de aguacate en este estado pasó de 31 mil hectáreas en 1980 a más de 106 mil hectáreas en 2009, en las que se proyecta obtener un millón 200 mil toneladas de este cultivo. Según la misma fuente, la superficie actualmente destinada a la producción del fruto en el estado es 342 por ciento mayor a la que había en 1980.

Un estudio realizado por el Centro de Investigaciones en Geografía Ambiental- UNAM, en los municipios de Charapan, Cherán, Los Reyes, Nahuatzen, Nuevo San Juan Parangaricutiro, Paracho, Peribán, Tancítaro, Tingambato, Uruapan y Ziracuaretiro muestra cómo se perdieron 20 mil 32 hectáreas de bosques entre 1976 y 2005. Y sólo de 2000 al 2005 esta pérdida se aceleró y adquirió un ritmo de 509 hectáreas por año.

La desaparición de los bosques purépechas se debe principalmente al crecimiento de la superficie dedicada a monocultivos de aguacate y a la urbanización. Sin considerar la conversión de parcelas que tradicionalmente se destinaban al cultivo de temporal o a la ganadería, en la región purépecha se incorporaron casi 14 mil hectáreas a la actividad agrícola, principalmente al cultivo de aguacate.

De acuerdo a las acciones del ser humano en los últimos 160 años, a través de la industrialización, guerras, la tala indiscriminada y la quema de bosques para cambiar el uso de suelo y la contaminación de los recursos hídricos, el medio ambiente ha enfermado gravemente, revirtiendo hacia el género humano las consecuencias de dichos trastornos en cambio climático, que ocasiona huracanes devastadores, sequías, hambrunas, enfermedades y muerte.

En Michoacán se están haciendo diversas acciones para desincentivar el ilegal cambio de uso de suelo, se han desinstalado 230 hectáreas de huertas ilegales, principalmente aguacate, se han desmontado 100 mil plantas de entre dos y cinco años de edad y se han desinstalado seis hoyas de agua.

Encuentra más notas sobre