Jueves 25 de Abril 2019 00:00:00
GreenTv
GreenTv

Pallets hechos de coco podrían evitar tala de 200 millones de árboles por año


Crédito: ,
Autor
|
21 de Marzo 2019
|

El material está hecho de desperdicios de coco y es resistente al fuego y a las termitas.

En el paisaje tropical de la India peninsular, los árboles de coco son un recurso vital de la vida cotidiana. Desde su uso culinario hasta una amplia gama de artículos para el hogar, el coco es indispensable.

En consecuencia, un montón de cáscaras y corteza de coco queda tirado por las calles y muchas veces es la causa principal de los bloqueos de drenaje o en ocasiones un gran aportador de contaminación en el aire cuando éste es quemado.

La parte negativa de sus grandes usos, es que aunque es biodegradable, las cáscaras de coco terminan siendo inútiles, a pesar de tener un sin fin de usos. Si bien la india aún tiene que identificar y abordar este problema, una empresa en Ámsterdam ha encontrado una solución sostenible y perfecta, digna de ser replicada en todos los lugares ricos en coco.

La empresa llamada CocoPallet produce paletas de transporte biológicamente procesadas a partir de la cáscara de coco. Resultando en productos 100% orgánicos, verdes, baratos y más compactos que los realizados con madera o plástico. Lo que también es un beneficio, pues tomar el desperdicio de coco evita que al menos 200 millones de árboles por año sean talados en los Países Bajos.

Michiel Vos, fundador del proyecto, improvisó con esta tecnología desarrollada originalmente por investigadores de la Universidad de Wageningen y creó un producto de clase mundial con la misma delicadeza y solidez que además está impulsando una economía circular.

La ventaja de CocoPallets

Michiel Vos no perdió tiempo en ampliar la idea en un modelo de negocio exitoso y los beneficios se desarrollaron lentamente a lo largo de los años. Rara vez podemos encontrar un producto así, pero CocoPallet puede llamarse uno de esos productos, tanto ambientalmente responsable como económicamente sustentable.

Hecho completamente de cáscara de coco desechada en países asiáticos, niega el uso de cualquier plaguicida tóxico y costoso para los árboles como la fumigación con bromuro de metilo. Las estimaciones muestran que están utilizando casi el 50% de los residuos de coco.

“Asia produce más de mil millones de pallets cada año. Requieren madera blanda, que no crece en los trópicos, por lo que se importa de Canadá, Nueva Zelanda o Europa del Este en gran escala”, dice Vos. Esto es sinónimo de exportar bosques enteros a Asia, lo que genera un enorme costo de transporte.

La empresa ahora está produciendo pallets en Sumatra e Indonesia, a partir de plantaciones locales, eliminando todo el costo de transporte. Sin mencionar que los agricultores locales se ven fuertemente beneficiados.

¡Un increíble invento que puede evitar que millones de árboles sean talados! Déjanos tu opinión en los comentarios y no olvides compartir esta nota para que más personas se inspiren a crear proyectos y empresas como esta.

Encuentra más notas sobre