Lunes 19 de Agosto 2019 00:00:00
GreenTv
GreenTv

La Gran Muralla Verde surge como respuesta a dos graves problemas


Crédito: Cr BBC,
Autor
|
20 de Mayo 2019
|

África está determinada a frenar el cambio climático.

En un mundo que necesita con urgencia la cooperación de todas las naciones humanas para revertir el daño ocasionado en los últimos siglos al medio ambiente, vemos políticos que no quieren firmar acuerdos para luchar contra el cambio climático, corporaciones multinacionales con nuevos y devastadores permisos de explotación y hasta personas que niegan la transformación atmosférica que ha sufrido el planeta, pero África no, África sale, como una heroína, a la delantera con el propósito de salvar el mundo y así nace el proyecto La Gran Muralla Verde.

¿Qué es la Gran Muralla Verde de África?
Es una enorme franja de 8.000 kilómetros de largo y 15 de ancho, que va desde Senegal, al oeste, y Djibouti en el este, atravesando de un lado al otro el continente africano. Está constituida por hermosos árboles, la mayoría, datileros del desierto, ciruelos indio y acacias, ya que estas clases se adaptan mejor al exigente clima de la región.

Hasta el momento más de 14 países africanos se han unido al esfuerzo de construir la Gran Muralla Verde, aportando recursos y terrenos de sus respectivas naciones para permitir que el inmenso e importante proyecto se realice. También organizaciones internacionales se han unido a la fabulosa iniciativa.

Actualmente se han invertido más de 7.000 millones de euros en la construcción de dicho proyecto que inició hace ya más de una década y que hoy comienza a dar sus primeros frutos.

La Gran Muralla Verde surge como respuesta a dos graves problemas.
En primera medida la muralla busca detener el aparentemente infrenable avance del desierto del Sahara que amenaza a 500 millones de africanos con devorar sus campos de cultivos y destruir sus hogares en los próximos años, pues el desierto no ha parado de consumir y consumir las tierras verdes convirtiéndolas en interminables mares de arena.

Por otro lado, la plantación masiva de árboles combatiría el cambio climático a nivel mundial, haciendo que el planeta entero respire mejor y baje su temperatura. Recordemos que las selvas son los pulmones de nuestro mundo y si las sembramos en vez de talarlas sin compasión tal vez estemos a tiempo de revertir las consecuencias de décadas y décadas de explotación y contaminación.

No obstante, la iniciativa tiene algunos detractores, quienes afirman que el desierto es un ecosistema natural, al igual que lo es su paulatino avance. También señalan que combatir el desierto como un síntoma de un planeta desequilibrado medioambientalmente no servirá de nada si no se ataca el origen de toda la transformación que ha tenido lugar en el mundo por la agresiva y descontrolada actividad humana.

Naciones poderosas arrasan los recursos naturales sin sentido de responsabilidad y pertenencia de nuestro mundo, África se une para tratar de salvarlo, ese es un ejemplo que debemos seguir, exigiéndole a nuestros representantes en el gobierno que ya no queremos más destrucción.

Encuentra en el vídeo a continuación más información sobre la gran Muralla Verde de África.

El desierto del Sahara tendrá una nueva frontera: una gran hilera de árboles a lo largo de 11 países.

Posted by BBC News Mundo on Monday, October 9, 2017

Encuentra más notas sobre