Green Tv
WWW.GREENTV.COM.MX
Jueves 23 de Enero 2020

Indignación en la cumbre de la ONU ante la resistencia de las principales economías a medidas audaces

LYNXMPEFBD08P.jpg,Carolina Schmidt, ministra de Medio Ambiente de Chile y presidenta de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25) de 2019, asiste a una reunión con delegados durante la COP25 en Madrid, España, el 14 de diciembre de 2019. REUTERS/Nacho Doce; Crédito: NACHO DOCE, Reuters

LYNXMPEFBD08P.jpg,Carolina Schmidt, ministra de Medio Ambiente de Chile y presidenta de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25) de 2019, asiste a una reunión con delegados durante la COP25 en Madrid, España, el 14 de diciembre de 2019. REUTERS/Nacho Doce; Crédito: NACHO DOCE, Reuters

14 de Diciembre 2019

CAMBIO-CLIMATICO-ACUERDO:Indignación en la cumbre de la ONU ante la resistencia de las principales economías a medidas audaces

Por Matthew Green y Valerie Volcovici

MADRID, 14 dic (Reuters) – Las principales economías se resistieron a ceder a las demandas en favor de compromisos climáticos más audaces en una cumbre de la ONU que veía retrasada su conclusión el sábado en Madrid, reduciendo las esperanzas de que el mundo actúe a tiempo para evitar que el aumento de las temperaturas cause estragos sobre la población y la naturaleza.

Con la reunión de dos semanas de duración prolongándose hasta el fin de semana, los activistas y muchas naciones criticaron a Chile, que preside las conversaciones, por esbozar un texto que, según dijeron, corre el riesgo de hacer retroceder el Acuerdo de París de 2015 para abordar el calentamiento global.

“En un momento en el numerosos científicos advierten sobre las terribles consecuencias de que las emisiones sigan aumentando, con millones de estudiantes saliendo a la calle a protestar, lo que está ocurriendo aquí en Madrid es una traición a la gente de todo el mundo”, dijo Mohamed Adow, director de Power Shift Africa, un centro de estudios sobre el clima y la energía en Nairobi.

El encuentro anual sobre el clima debía haber concluido el viernes, pero se prolongó debido a las disputas de los distintos delegados nacionales sobre la aplicación del Acuerdo de París, que hasta ahora no ha logrado detener el incremento de las emisiones mundiales de carbono.

Los participantes en las conversaciones mostraron su indignación por la falta de voluntad de los principales contaminadores para mostrar una ambición acorde con la gravedad de la crisis climática, tras un año de incendios forestales, ciclones, sequías e inundaciones.

La Unión Europea, los pequeños estados insulares y muchas otras naciones han pedido que la decisión que se adopte en Madrid exprese el compromiso de los más de 190 países que participan en el Acuerdo de París para adoptar compromisos más ambiciosos de reducción de las emisiones para el próximo año.

El acuerdo entra en una fase crucial de aplicación en 2020, cuando se supone que los países aumentarán sus objetivos de reducción antes de la próxima gran ronda de conversaciones que tendrá lugar en Glasgow.

Si los grandes contaminadores como China, India, Japón, Brasil, Australia y otros no logran ponerse de acuerdo pronto sobre una actuación climática más significativa, los científicos advierten que las ya escasas esperanzas de evitar aumentos catastróficos de la temperatura casi desaparecerán.

A pesar de que ninguna de las economías avanzadas del mundo está todavía en camino de poner en marcha el tipo de medidas que, según los científicos, son necesarias para reconducir la evolución del clima hacia un camino más seguro, los 28 Estados miembros de la UE, con excepción de Polonia, acordaron el jueves en Bruselas fijarse un objetivo de cero emisiones netas para 2050.

Krista Mikkonen, ministra finlandesa de Medio Ambiente, dijo hablando en nombre de la UE que sería “imposible poner fin” a las conversaciones sin acordar un “mensaje firme” sobre la necesidad de redoblar los compromisos de reducción de las emisiones para el próximo año.

Tina Stege, enviada climática de las Islas Marshall, se hizo eco de esta urgencia, diciendo a los delegados: “Parece que estemos retrocediendo en lo que respecta a la ambición, cuando en realidad deberíamos estar pidiendo un salto sustancial en la otra dirección.”

Los distintos ministros presentes en la cumbre se dividieron en grupos el sábado para proceder con las negociaciones sobre una serie de temas, que incluye la financiación para los países vulnerables al clima, los mercados de carbono y la firmeza de la resolución final que se adoptará en el encuentro, la cuestión más importante.

El proceso de aplicación del Acuerdo de París se ha visto debilitado tras el inicio el mes pasado de las formalidades por parte del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para retirar al mayor emisor histórico del mundo del acuerdo, lo que hace más fácil la salida de otros grandes país.

Chile causó desató la ira entre los activistas, quienes dijeron que el borrador del texto que circulaba el sábado era uno de los peores que se han visto en muchos años de negociaciones de la ONU sobre el clima.

“El enfoque que Chile ha adoptado en este texto muestra cómo ha escuchado a los contaminadores y no a la gente”, dijo Jennifer Morgan, directora ejecutiva de Greenpeace International.

Array

(Información de Matthew Green; Editado por Alex Richardson y Emelia Sithole-Matarise; Traducido por Darío Fernández en la redacción de Gdansk)