Domingo 16 de Diciembre 2018 00:00:00
GreenTv
GreenTv

INCENDIOS FORESTALES: UNA CAUSA DEL CALOR


Crédito: ,
|
22 de Noviembre 2018
|

J. Jesús Lemus

Uno de los orígenes de la “emergencia extraordinaria” que han ocasionado las altas temperaturas en el país se encuentra en el amplio registro de incendios forestales ocurridos en lo que va del 2018. La devastación de los bosques o la provocación del fuego en zonas arboladas, ahora cobra la factura a los mexicanos

La ola de calor que azota gran parte del país no es fortuita: es producto de los efectos del cambio climático y de la mala atención que se le da a las zonas arboladas de todo el territorio, en donde los incendios forestales son considerados como uno de los principales factores para el incremento de la temperatura.

De acuerdo con el ecologista Fernando Tejeda Alvarado, los incendios forestales podrían ser una de las principales causas del calor que actualmente se resiente en todos los estados de la República, a lo que se suma el uso de sistemas domésticos de enfriamiento “que contribuyen a la generación de mayor cantidad de bióxido de carbono (CO2) y mayor consumo de energía eléctrica, lo que aumenta la posibilidad del cambio climático, en un ciclo pernicioso”.

Según el reporte del Programa Nacional de Prevención de Incendios Forestales, de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), solo en la semana pasada, del 18 al 24 de mayo, ocurrieron en todo el país 121 incendios forestales en 18 estados, los que consumieron más de 11 mil 163 hectáreas de zonas de vegetación y árboles.

121
incendios forestales se registraron la semana pasada
Los incendios registrados solo en la semana pasada se concentraron en un 87 por ciento en los estados de Nayarit, Sonora, Jalisco, Quintana Roo y Durango, según la Conafor; ese periodo es considerado uno de los más activos en este año.

Del 1 de enero al 24 de mayo del 2018, según el reporte oficial, ya se han enlistado 5 mil 79 incendios forestales repartidos en las 32 entidades federativas, a su paso han dejado afectaciones graves en poco más de 220 mil 476 hectáreas. El 96 por ciento del suelo afectado corresponde a áreas de matorrales y arbustos, mientras que en el 4 por ciento restante han resultado dañadas poblaciones completas de árboles.

“Perder un árbol equivale a dejar de generar el oxígeno suficiente para sustentar la vida de una persona durante un mes”

– Fernando Tejeda

Ecologista

“También representa el amortiguamiento a las altas temperaturas, pues en conjunto una población en 2 mil árboles pueden ayudar a mitigar el calor hasta en más de dos grados en los microclimas de todo el país”, explicó Fernando Tejeda.

Frente a la explicación del ecologista, se establece que las temperaturas que se anuncian una causa del calor para los próximos días y que han obligado a la Coordinación Nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación a emitir una declaratoria de “emergencia extraordinaria” para 339 municipios, al considerar que las temperaturas podrían oscilar entre los 40 y los 45 grados centígrados, podrían no ser tan severas “de darle el debido cuidado a los sistemas arbolarios”.

Los datos de la Conafor indican que la mayor cantidad de superficies afectadas por los incendios forestales ocurridos en lo que va del año se ubican en los estados de México, Chihuahua, Jalisco, Durango, Oaxaca, Guerrero, Sonora, Michoacán, Nayarit y Chiapas, que son entidades en donde se ha declarado la “emergencia extraordinaria” por la presente ola de calor.

En ese sentido, el último informe de incendios apunta que Nayarit encabeza la lista de estados con mayores afectaciones en su vegetación, seguido de Sonora y Jalisco.

INCENDIOS PROVOCADOS
De los incendios en este año que han impactado las poblaciones de árboles adultos, la mayor cantidad de superficie afectada se ubica en el estado de Michoacán, donde son ya 24 hectáreas de bosque las que han desaparecido, sigue después Sinaloa con 20 y Quintana Roo con 15.

Según Vicente García Lara, subdelegado de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) en Michoacán, la mayoría de los incendios forestales que han originado la perdida de árboles adultos son provocados de manera intencional.

“Es una forma que utilizan muchos productores agrícolas, sin considerar el daño ambiental que ocasionan, para abrir paso a la frontera agrícola que permita la siembra de árboles frutales, como el aguacate en el caso de Michoacán, lo que a todas luces es antinatural y tiene efectos ecológicos y ambientales de alto impacto”, dijo García Lara.

Consideró que la práctica de quemar vegetación que pertenece a ecosistemas naturales para renovar con árboles frutales en primera instancia afecta a la distribución del agua., lo que incide en un desequilibrio ecológico.

El problema de la quema de árboles para incrementar la superficie de huertos frutales se refleja claramente en Michoacán, en donde ha crecido la siembra de aguacate en 5 mil hectáreas por año en el último lustro.

La quema de árboles para incrementar la superficie de huertos frutales se refleja claramente en Michoacán, en donde en los últimos cinco años, ha crecido la siembra de aguacate

A la fecha, explicó el subdelegado de Sagarpa, Michoacán cuenta con una superficie de más de 160 mil hectáreas de huertos de aguacate, la que en mayor medida se ha logrado luego de los incendios provocados por algunos productores de este fruto, que sin saberlo están robando en promedio 800 mililitros de agua por descarga de lluvias a los cultivos de granos básicos, y contribuyen al calentamiento global.

RÉCORD EN INCENDIOS FORESTALES
La cantidad de incendios forestales que se han registrado en los primeros cinco meses de este año, según datos de la Conafor, ya es mayor a la cantidad de incendios que se presentaron en cada uno de los años 2007, 2010, 2014 y 2015, cuando la estadística marca que el número de incendios no superó los 5 mil 72 eventos.

Desde hace 20 años la mayor cantidad de incendios se registró durante 1998, cuando se contabilizaron 12 mil 700 siniestros, siguió el 2011 cuando hubo 9 mil 550 incendios, en el 2013 fueron 9 mil 353, y en el 2009 se llegó a 8 mil 825; en el tiempo transcurrido de este 2018 se cuentan 5 mil 79 incendios, cantidad que al paso de los meses podría superar el número de casos mencionados.

+11 mil
hectáreas fueron arrasadas por el fuego entre el 18 y 24 de mayo
Los incendios de los primeros cinco meses del 2018, que ya suma 220 mil hectáreas dañadas, es la sexta afectación más grande de los últimos 20 años en materia de incendios en bosques y pastizales en el país.

Encuentra más notas sobre