Jueves 23 de Mayo 2019 00:00:00
GreenTv
GreenTv

En peligro, más de 100 especies de libélulas


Crédito: Foto: Cuartoscuro. Las libélulas viven en áreas asociadas a cuerpos de agua no salada.,
|
11 de Septiembre 2017
|

NOTIMEX

En México se calcula que existen alrededor de 360 especies de libélulas; de ellas, aproximadamente 100 están cerca de la extinción, informó Alejandro Córdoba Aguilar, investigador del Instituto de Ecología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
“Estamos perdiendo muchas más de lo que suponemos”, indicó en un comunicado de prensa de la UNAM.

Precisó que, de las especies registradas, se desconoce cuántas ya desaparecieron, en parte porque los muestreos disponibles están incompletos.
Comentó que si se analizan los datos de algunos sitios donde la información es más detallada, y que han sido muy dañados, como el sur de Veracruz, la pérdida podría ser de hasta 50 o 60 por ciento de las especies.

El estudioso de la ecología de los insectos en la UNAM explicó que con base en el análisis de registros de recolecta de odonatos (libélulas y caballitos del diablo) entre los años 2000 y 2014, se descubrió que se registra un cambio en la composición de las comunidades de esos insectos.
Como ejemplo, detalló, algunas especies se mueven de Centroamérica a México, pero en cambio destaca la pérdida de otras, lo que implica que esta situación también se relaciona con la merma de recursos naturales y del acceso al agua para la gente.

El científico dijo que las verdaderas libélulas y caballitos del diablo –que se diferencian porque las primeras son más grandes y se desplazan a mayor velocidad– viven asociadas a ríos, lagos, lagunas y casi cualquier cuerpo de agua no salada, donde depositan sus huevos, las larvas los habitan días o hasta meses, para después transformarse en adultos y volar.

“México es un país privilegiado, puesto que cuenta con gran variedad de odonatos. La cifra exacta se desconoce. Hay sitios donde probablemente hay especies nuevas, pero debido al mal uso de los cuerpos de agua, podrían estar desapareciendo sin que sepamos de su existencia”, expuso.

Encuentra más notas sobre