Martes 16 de Julio 2019 00:00:00
GreenTv
GreenTv

Popotes comestibles a base de arroz.


Una pajilla de estas tarda 100 días en descomponerse, mientras que una de plástico puede durar hasta 200 años.
Crédito: ,
Autor
|
14 de Mayo 2019
|

Digamos que tarde pero seguro, llegó el momento en el que la humanidad se está empezando a preocupar por intentar dejar de hacerle tanto daño al planeta y ha comenzado la búsqueda desde hace ya algunos años por encontrar soluciones ecológicas a sus hábitos del día a día.

Para nadie es un secreto, usamos plástico prácticamente para todo y de forma innecesaria, y por si fuera poco tampoco tenemos la costumbre de reciclarlo, recientemente es que se está educando al respecto y creando un poco de conciencia. Uno de los elementos que más han sido criticados y que causan la muerte de muchas especies son las pajillas, pero tranquilos, ya hay personas buscando soluciones a esto.

Yeonjigonji es una compañía surcoreana que ha creado unas pajillas comestibles, biodegradables, creadas a base de arroz y tapioca. Según datos oficiales, se conoce que sólo en Corea del Sur se utilizan al menos 2500 millones de pajillas cada año, así que sólo con una buena comercialización en este país, se empezaría a crear un impacto importante.

El problema está (como todo lo sano o renovable, o biodegradable) en su precio, producen 500 millones de unidades mensuales, pero su costo es 6 veces más alto a las de plástico, un aspecto que no atrae a la mayoría de las empresa de la industria gastronómica.

Las pajillas se hacen con arroz vietnamita, el cual, es menos pegajoso que el de Corea, razón que también genera un aumento en el precio. Están compuestas de 70% de harina de arroz 30% de polvo de tapioca. Son más duras que el mimso plástica y a pesar de que tienen un olor particular, no modifican el sabor de las bebidas.

Por el momento sólo distribuyen a pequeños locales en Corea del Sur, pero ya tienen contratos para exportación a países como Singapur y Canadá. Hasta el momento este es el único material que producen, pero aspiran también crear vasos, tenedores y todo tipo de utensilios.

Encuentra más notas sobre