Sábado 23 de Marzo 2019 00:00:00
GreenTv
GreenTv

Lluvias dañan más de 30 mil hectáreas de cultivos


Así lo informó Rubén Medina Niño, titular de la Sedrua al corte del mes de agosto
Crédito: ,
|
17 de Septiembre 2018
|

Rubén Medina Niño, titular de la Secretaría de Desarrollo Rural y Agroalimentario (Sedrua), refirió que en Michoacán sumaron 32 mil hectáreas de cultivos con daños por las condiciones climáticas, al corte del mes de agosto.

No obstante, al término de septiembre esta cantidad podría repuntar hasta un 25 por ciento, para llegar a un total de 40 mil hectáreas siniestradas por lluvias, tormentas, inundaciones, heladas, granizadas y sequías a lo largo de 2018.

Medina Niño expresó que el último reporte de la Sedrua detalla que las condiciones climatológicas adversas han provocado afectaciones en 32 mil hectáreas destinadas a la producción de alimentos, distribuidas en 60 municipios michoacanos.

Agregó que los cultivos más impactados fueron el maíz y el sorgo, sobre todo en las regiones de la Ciénega de Chapala y El Bajío, derivado de inundaciones y precipitaciones pluviales intensas.

No obstante, también se tuvieron pérdidas en hortalizas, en la región Ciénega de Chapala; frutales, en la Meseta Purépecha y la región de Zinapécuaro, y daños por sequía, en la Tierra Caliente, en municipios como Churumuco, La Huacana y Tumbiscatío.

El titular de la Sedrua manifestó que las afectaciones alcanzaron a seis mil productores, aunque se trata de daños parciales, sin registro de pérdidas totales.

Estas cifras evidencian un aumento de la superficie siniestrada respecto del mismo período de 2017 del 18.51 por ciento, de 27 mil hectáreas a 32 mil hectáreas.

En las siguientes cuatro semanas, acotó Rubén Medina, se prevé que el recrudecimiento de lluvias, tormentas e inundaciones lleve a que la proporción de daños a cultivos se eleve a 40 mil hectáreas, un alza mensual del 25 por ciento.

“Septiembre es un mes crítico para nosotros, por causa de la incidencia de lluvias intensas y el mayor riesgo de inundaciones; aunque la temporada de precipitaciones pluviales se puede extender hasta octubre, es en septiembre cuando se concentran las mayores posibilidades de afectaciones a los cultivos”, precisó.

Para leer más

Encuentra más notas sobre