Lunes 17 de Junio 2019 00:00:00
GreenTv
GreenTv

Elefantes se toman de la trompa y se despiden para siempre.


Crédito: Photograph courtesy: Bandeep Singh,
Autor
|
03 de Abril 2019
|

El tráfico de marfil y su exótica apariencia los ha hecho blanco fácil de muchos zoológicos y cazadores durante toda la historia. Los elefantes no llevan una vida fácil, especialmente cuando son mantenidos en cautiverio gran parte de su vida. No pueden acercarse a otros elefantes, no pisan el frío y húmedo pasto, no comen hojas de los árboles ni se bañan en lagos ni juegan en el barro con sus crías.

En algunos casos, comparten en cautiverio con otros elefantes pero eventualmente uno de ellos muere o son separados por circunstancias de la vida. Por ejemplo, esta elefante que hace 11 años que no ve a otro de su especie, habiendo sido separada de su única compañera, quien fue vendida por el zoológico donde ella aún vive.

Otro ejemplo es el de Flavia, una elefante de 43 años que recientemente falleció en el zoológico de Cordoba, España, donde llegó teniendo tan sólo 3 años de vida. Flavia sufrió de depresión durante muchos años debido a vivir en cautiverio, además de haber sido separada de su madre.

Para quienes no saben, las hembras se mantienen junto a su madre toda la vida, así que separarlas es dar por sentado que no vivirán felices. Especialmente si deben vivir encerradas.
Por muchos esfuerzos que hagan organizaciones animalistas, ninguno es suficiente para detener por completo y con rapidez el maltrato que sufren estos sociables, amables y cariñosos animales.

Una foto viral compartida por el usuario Soumya Vidyadhar también muestra otro caso, donde dos elefantes que están siendo separados, cada uno camino a lugares distintos.

A picture taken somewhere on the Indian highway. Two elephants reach out in a brief moment of love and bonding before...

Posted by Sowmya Radha Vidyadhar on Wednesday, December 21, 2016

Se tocan sus trompas, un signo de afecto entre ellos, como despidiéndose.

¿Terminará algún día su sufrimiento? Los animales como los elefantes pertenecen a lugares abiertos, naturales, donde pueden vivir y crecer junto a su familia y otros de su especie. No detrás de unas rejas, pisando cemento y siendo maltratados para comportarse de cierta manera.

Encuentra más notas sobre