Martes 16 de Julio 2019 00:00:00
GreenTv
GreenTv

El boom de las purpurinas; más allá de los brillos


Crédito: ,
|
16 de Mayo 2019
|

La purpurina es un elemento de decoración de uso común tanto para los trabajos manuales de los niños, como en los maquillajes para mujeres. Sin dudas sus brillos pueden dar un toque particular y exuberante como decoración, pero pocos conocen el problema inmenso que este producto genera en los mares y océanos.

En los últimos tiempos, desde distintas organizaciones ambientales e instituciones de gobierno se han puesto en campaña para frenar el uso de las purpurinas, y concientizar sobre la necesidad del cuidado de los océanos. Sucede que las purpurinas no son más que microplásticos muy pequeños, capaces de llegar a los más recónditos recovecos del mar. Incluso las especies marinas terminan ingiriendo estas partículas, poniendo en riesgo su vida y ambiente natural.

Este producto brillante es utilizado como cosméticos femeninos, y como sustancias para manualidades y decoración. Si bien esto parece algo inofensivo, el problema comienza a la hora de limpiar las superficies donde se adhieren. Todas esas micropartículas que se lleva el lavamanos o las duchas de casa van a parar directamente a los océanos, incrementando cada vez más el problema de su contaminación.

Para tomar dimensión

Hay quienes pueden pensar que las cantidades de purpurinas que llegan a los océanos no son significativas, por lo que no pondrían interés ni tomarían conciencia para dejar de utilizarlas. Sin embargo, estudios recientes han confirmado que las cantidades vertidas en los océanos equivaldrían a la de un camión de grandes toneladas por segundo. Los microplásticos llegan directamente al océano, y cientos de animales marinos como ballenas y tiburones lo ingieren provocándoles grandes peligros. Los mismos estudios afirman que la ingesta de microplásticos provoca que algunos animales lleguen a morirse, y muchos de ellos corran el riesgo de su extinción. Considerando estos efectos, es momento de tomar conciencia y buscar algunas soluciones.

Soluciones

Las soluciones respecto de este problema son diversas y contrapuestas de acuerdo con las propuestas de diferentes expertos en medio ambiente. Algunos de ellos abogan por prohibir el uso de la purpurina en todo el mundo, mientras que otros intentan seguir investigando acerca de su verdadero impacto.

Lo cierto es que no solo las purpurinas son nocivas, y hay otro tipo de plásticos y microplásticos que también están causando verdaderos estragos en los océanos. El caso de las pastas de dientes, por ejemplo, es un ejemplo bastante nuevo. Hace no tanto tiempo, las mismas contenían con granos de microplásticos casi invisibles e imposibles de reciclar. Al detectar esto, se tomaron algunas medidas para que comiencen a evitar este tipo de materiales en su contenido, materiales altamente dañinos para los océanos y mares de todo el mundo.

Finalmente, con esta información, habría que pensar que tan necesario es utilizar la purpurina y poder sacrificar el gusto por el brillo por otro tipo de decoración. En este sentido, varias asociaciones se encuentran en campaña para que todos tomemos conciencia de lo nocivos que son estos productos para el medio ambiente.

Encuentra más notas sobre