Lunes 17 de Junio 2019 00:00:00
GreenTv
GreenTv

Comunidades invadieron hábitat de puma: sociedad ecologista


Piden estrategia de seguridad para las personas y no perseguir al felino
Crédito: ,
|
10 de Diciembre 2018
|

Para Marco Antonio Moreno Gaytán, fundador y dirigente de la Sociedad Ecologista Hidalguense (SEHI), “fuimos nosotros los que invadimos el hábitat del puma, y esta especie no está invadiendo la ciudad, eso no lo podemos negar”.

La afirmación del líder ambientalista, se da en respuesta a la información surgida recientemente, que dio cuenta de los hechos ocurridos en la región de Actopan, donde pobladores denunciaron nuevamente el ataque de un puma a ganado.

Ante esta situación, Moreno Gaytán, urgió a las autoridades de los tres niveles, a establecer un mecanismo de atención, que preserve esta especie de felinos mayores.

En esa medida, exigió que “es importante construir estrategias que eviten que el puma corra riesgo de ser perseguido, cazado, desaparecido o extinguido, no solo en la zona de Actopan, sino de todo el estado”.

Marco Antonio Moreno Gaytán, expresó que ante la invasión de su hábitat, el puma está respondiendo como tal, pues el animal tiene necesidades, tiene hambre e identifica a una asno o una oveja como su alimento, “es un acto instintivo de satisfacción de necesidades”, dijo.

Enfatizó la necesidad de que los municipios por los que cruza el río Amajac, así como la secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales de Hidalgo (Semarnath), y el gobierno federal, colaboren en una estrategia que garantice en ese corredor, la seguridad de las personas que habitan en esa zona, así como de los productos pecuarios y desde luego, la preservación del puma.

Dijo que debe ser una estrategia de los tres niveles y descartó la posibilidad de que sea de uno sólo, pues cada instancia posee información del comportamiento del animal, así como de sus zonas de tránsito, eso lo debe saber la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad, así como la Semarnath, de tal manera que cuentan con elementos de protección.

Recordó que la secretaría estatal del ramo, estableció un programa de monitoreo con cámaras de rutas y movilizaciones del felino, para implementar mecanismos de reacción, y evitar que ocurrieran más ataques, “pero todavía no hay avances”, afirmó el ambientalista.

Reprobó que algunas autoridades, han cuestionado a las asociaciones civiles respecto a su trabajo, al interrogarlas sobre su responsabilidad en las tareas de preservación, por lo que admitió que los esfuerzos de los grupos sociales aún son insuficientes, por tanto, es urgente una estrategia de socialización, donde las autoridades se comprometan a ofrecer mejores resultados en ese tema.

“En el caso del puma es necesario construir una estrategia de manejo no del puma, sino de la región, donde se pueda convivir los seres humanos y la actividad de esta especie”, concluyó.

Encuentra más notas sobre